KMINA, Autor en KMINA.
1
archive,author,author-kmina,author-1,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
rehacare-2017

Nos llevamos las muletas KMINA a Alemania

¡Hacemos las maletas y nos llevamos las muletas KMINA hasta Alemania! Tranquilos que son solo unos días, durante esta semana, del 4 al 7 de octubre estaremos presentes en la feria REHACARE 2017 en Düsseldorf. Si vais a estar por ahí nos podréis encontrar en el stand D15 en el Hall 6.

¿Y para qué nos vamos a una feria en Alemania? Más allá de lo obvio, que es la importancia que tiene para una empresa estar presente en ferias, tanto nacionales como internacionales: conocer nuevas tendencias, comprender mejor tu sector, estudiar de cerca a la competencia, crear vínculos con nuevos clientes…

Nuestra principal razón para estar en la feria REHACARE es entrar en el mercado internacional y conseguir que cualquier persona en el mundo tenga a su alcance todos los beneficios que le pueden ofrecer las muletas KMINA. Este proyecto nació con el objetivo de innovar en un producto que tuviera la calidad suficiente como para facilitar el día a día de todas esas personas que necesitan utilizar unas muletas para desplazarse. Durante estos últimos meses, gente de toda España ha empezado a utilizar las muletas KMINA y no sabéis lo gratificante que es recibir comentarios de personas que te dan las gracias por haber pensado en ellos.

Así que ya es hora de que KMINA esté presente en todo el mundo y la feria REHACARE es el lugar perfecto para iniciar esta aventura. Se trata del congreso Nº1 del mundo que reúne a los sectores de la rehabilitación, la prevención, la atención y la inclusión de personas con discapacidad, que requieren cuidados especiales, sufren enfermedades crónicas y, por supuesto, para los mayores. Lleva más de 30 años reuniendo a representantes de la industria, proveedores de servicios, administraciones y entidades de apoyo a situaciones de dependencia y organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo.

Tenemos muchas ganas de empezar esta aventura, ¿nos acompañáis?.

Movilidad y comodidad total con muletas KMINA

Volvemos para contaros la experiencia de un nuevo usuario de muletas KMINA. Manolo acaba de empezar el proceso de rehabilitación con sus KMINA, tras haber sido operado de la cadera se decantó por nuestras muletas porque no quería que la rehabilitación acabara siendo una pesadilla para sus manos.

Nos hemos puesto en contacto con él y ha querido compartir sus primeras impresiones tras probar sus KMINA. Lo primero que ha explicado es que en un primer momento “se aferraba al bastón con una fuerza excesiva” por miedo a no tener estabilidad y caerse, pero tras un poco de práctica se ha dado cuenta de que caminando con las manos relajadas “va mucho menos tenso y no se le cargan para nada.”

Como siempre os decimos, es muy importante tener en cuenta durante el período de adaptación que tenemos que aprender a caminar erguidos dirigiendo con los codos, nunca con las manos. Tener predisposición y una actitud positiva serán esenciales para adaptarse a caminar con KMINA.

Otra cosa que ha destacado Manolo, es la notable diferencia en comparación con unas muletas tradicionales. Con las KMINA nota que va “mucho más cómodo y que la carga de su propio peso,que antes soportaban las manos, ahora se reparte por todo el brazo”, gracias al sistema de amortiguación del apoyo del antebrazo.

Aunque todavía tiene una etapa de rehabilitación por delante, Manolo afirma que hay una cosa que tiene muy clara, gracias a las muletas KMINA  ahora tiene “movilidad  y comodidad total” para recuperarse.

Al igual que Manolo, hay muchas personas que han sido operadas de la cadera y han decidido utilizar muletas KMINA. Han dejado atrás los días de dolor de manos y han salido ganando en estabilidad y comodidad para vivir su día a día sin que el uso de muletas sea un impedimento.

Muletas y secuelas de polio

¿Son compatibles la polio y las muletas KMINA?

A pesar de estar en pleno verano, en KMINA seguimos a tope para mejorar cada día. Como ya sabéis estamos haciendo un seguimiento de todos los usuarios de nuestras muletas para acompañarles en el proceso de adaptación, asesorarles y comprobar que quedan satisfechos. Durante estos meses varias personas con secuelas de poliomielitis o “polio” se han interesado por KMINA y han decidido intentar adaptarse, lamentablemente los resultados no han sido positivos para la mayoría.

La poliomielitis o “polio” es una enfermedad viral que puede afectar a los nervios y derivar en una parálisis total o parcial. Aunque la recuperación completa es probable si la médula espinal y el cerebro no están comprometidos, la polio puede dejar diferentes secuelas, entre ellas la parálisis muscular, discapacidad o deformidad permanentes que obliga a necesitar apoyos para caminar. El problema es que normalmente las personas que sufren estas secuelas, tienden a caminar con la postura corporal inclinada hacia adelante, lo que impide que puedan utilizar correctamente las muletas KMINA. Al no poder caminar erguido y con los hombros rectos, el proceso de adaptación es mucho más costoso y largo, lo que impide que consigan sentir esa estabilidad que nuestras muletas prometen.

Por este motivo, no recomendamos el uso de muletas KMINA a personas que tengan secuelas de polio. Aunque en algunos casos de usuarios con secuelas de polio, como el de Antxon, la adaptación sí que ha sido buena gracias a la constancia, la actitud y las ganas de conseguirlo. Una de las conclusiones que hemos sacado del seguimiento de usuarios es que la predisposición que tengas es fundamental, independientemente de la patología que te hace necesitar muletas. Aunque algunos no se hayan adaptado no quiere decir que tú no puedas hacerlo, si tienes una actitud positiva y te ves con fuerzas, adelante.

Ahora mismo hay muchas personas que han sufrido ictus, operaciones de cadera, politraumatismos, problemas de rodilla, cojeras crónicas e incluso amputados que usan muletas KMINA en su día a día y se han adaptado a la perfección. ¿Y tú, quieres ser uno de ellos?

Cuando unas muletas se convierten en el mejor regalo

Las muletas KMINA que donamos a CIMA ( Federación de Asociaciones de Ciudadanos Mayores de la Comunidad Valenciana) hace justo un mes han sido todo un éxito. No podemos sentirnos más felices, gracias a vuestras donaciones muchas personas mayores van a poder andar cómodos y sin dolor de manos con sus nuevas muletas KMINA.

Queremos compartir con vosotros los vídeos y la carta de agradecimiento que nos ha enviado CIMA, porque todo esto ha sido posible gracias a vuestra colaboración.

Apreciados Ignacio y Alejandro:

En nombre de CIMA, queremos expresar nuestro más sincero AGRADECIMIENTO por la generosidad y consideración dispensada por parte de KMINA, para las Personas Mayores de nuestra Federación, con la donación de vuestras nuevas muletas que aseguran una mayor comodidad, que las que hasta ahora existen.

Con vuestras muletas se consigue un gran beneficio, ya que aportan un gran bienestar por el uso continuado por enfermedad larga o temporal y precisamente la población que más padece esta situación son las Personas Mayores, por lo que más que una donación ha sido un regalo, ya que mejora en mucho su calidad de vida. Las donaciones han sido recibidas a lo largo y ancho de la Comunidad Valenciana; cierto que al llegar muchas de ellas, antes que la carta informativa, ha dado lugar a múltiples anécdotas por la sorpresa, después todo han sido palabras de gratitud.

El trabajo y el tesón demostrado en la creación de ayudar a caminar sin el efecto secundario del dolor en manos y codos, no se queda solo en encomiable es altamente valioso, porque hablamos de personas y toda aquella investigación encauzada en la mejora de la vida humana, es para no olvidar y tenerlo siempre presente, por lo que nuestra gratitud, así como el de las personas que se han beneficiado de vuestro inmenso regalo, es eterna.

Este reconocimiento es extensivo para vuestro equipo y las empresas que han colaborado en patrocinar que esta donación de muletas sea posible.

MUCHAS GRACIAS, por pensar en las Personas Mayores de la Federación de Asociaciones de Ciudadanos Mayores de la Comunidad Valenciana -CIMA-.

Un abrazo.

Queremos terminar este post con una frase muy especial, la que han utilizado como cierre de la carta de agradecimiento y que resume a la perfección la filosofía de muletas KMINA :

Lo que hacemos por nosotros mismos muere con nosotros. Lo que hacemos por el mundo y por otros permanece y es inmortal“. Albert Pike

¿Cómo será andar con muletas KMINA por Italia?

La historia de Evelio es un claro ejemplo de cómo empezar a andar con muletas KMINA puede cambiar tu calidad de vida. ¡Sólo hay que ver su cara de felicidad en las fotos que nos manda desde Italia!

Evelio ha sido usuario de muletas durante los últimos cinco años, porque al tener la columna encorvada necesita un apoyo que le ayude a caminar erguido. Durante estos últimos años ha probado todo tipo de muletas, pero ninguna logró que se sintiera del todo cómodo y no conseguía mantener una postura recta. Ni siquiera cuando probó otras muletas que se caracterizan por tener un apoyo del antebrazo. Os preguntaréis entonces cuál es la diferencia con las KMINA. ¿Cómo es posible que andar con muletas KMINA haya sido la mejor solución para Evelio?

La principal diferencia entre nuestras muletas y cualquier otro tipo de bastón o muleta, es el sistema de amortiguación que hemos patentado para el apoyo del antebrazo. Es la principal característica de las muletas KMINA, un detalle que consigue que el esfuerzo que realizamos al andar con muletas sea mucho menor, ya que el peso se reparte de forma uniforme consiguiendo que la mano y la muñeca reduzcan la carga hasta un 50% más. De esta manera, las manos descansan y dirigimos mejor con los codos, sin gastar tanta energía y pudiéndonos desplazar incluso un poco más rápido.

Evelio ha puesto a prueba sus KMINA y se ha ido a recorrer Italia con ellas. Nos ha contado que se ha adaptado fenomenal, que su espalda está perfecta y camina mucho más erguido que antes. ¡Incluso las ha customizado diseñando un accesorio para ajustarse la cinta de sujeción!

 

 

Nos encanta que nos contéis vuestras experiencias con las muletas KMINA, caminamos con vosotros para acompañaros en vuestro periodo de adaptación, solucionar dudas y problemas, y compartir alegrías. ¡Muy pronto tendremos más historias nuevas que contaros!

Más allá del dolor de manos: Lesiones por uso de muletas

El dolor de manos es la razón principal por la que existen las muletas KMINA. Pero las lesiones que pueden llegar a causar el uso continuado de las muletas convencionales va mucho más allá, cuando hablamos de dolor de manos englobamos desde dolencias causadas por callosidades,  a molestias en los huesos  e incluso artrosis y fracturas de estrés.

El Doctor Jaime Usabiaga es uno de los socios fundadores de KMINA, con su amplia experiencia en Traumatología y Cirugía Ortopédica ha tratado a numerosos pacientes que han sufrido dolor de manos y numerosas lesiones por andar con muletas convencionales. Los efectos que tienen sobre el miembro superior afecta principalmente a manos, muñecas, hombros y antebrazo.

El dolor de manos se debe a que al caminar con muletas convencionales, la muñeca y la mano sufren una importante carga directa en posición rígida que afecta a la eminencia tenar, que es como se denomina a la base del pulgar. Los huesos del carpo de la mano y el extremo del radio son los que sufren mayores molestias. Con cada paso que damos, los nervios mediano y cubital, que se encuentran en la palma de la mano, sufren una compresión directa en la muñeca, lo que acaba ocasionando dolor en la musculatura tenar. Además, se pueden dar sobrecargas de los tendones y aparecer callosidades en los dedos y en las palmas de las manos, por eso muchos usuarios de muletas utilizan guantes de ciclista como protección para evitar el dolor de manos. Esta sobrecarga que sufren las articulaciones pueden derivar en una artrosis en las manos, el segundo tipo de artrosis más frecuente entre los españoles.

Existen referencias de fracturas en los huesos cubito y radio por el uso prolongado. Las muletas KMINA ayudan a evitar este tipo de fracturas porque con el apoyo del antebrazo la transmisión de carga sobre estos huesos es menor. El bíceps está más relajado y aunque la carga de los hombros es similar a la de las muletas convencionales, el apoyo es menos brusco gracias al sistema de amortiguación.

¿Conocías las consecuencias de utilizar muletas durante mucho tiempo? Ahora ya tienes un motivo más por el que comprar muletas KMINA. 

Los primeros pasos con muletas KMINA

Las muletas KMINA ya tienen dos historias que contar, los primeros en recibirlas ya nos han puesto al día sobre sus primeras impresiones.

Mari Luz es una persona mayor que ha sido operada de la espalda, lo que le obliga a caminar con muletas. Su hija Pilar nos cuenta que se quejaba de dolor en las manos y se puso a buscar una solución, así es como acabó decidiendo comprar nuestras muletas para su madre, que ya camina sin dolor en las manos. Desde Salamanca, nos envían este vídeo para enseñarnos lo bien que se está adaptando Mari Luz a su nueva forma de caminar. ¡Gracias por compartirlo con nosotros!

 

Mikel es otro hijo preocupado por la salud de su madre, se decidió a comprar muletas KMINA para ella porque sufre una enfermedad neurológica y lleva años usando muletas convencionales para caminar. Nada más recibir sus KMINA en casa, su hijo nos escribió contándonos que las habían montado y en seguida se había puesto a practicar.

mikel23jpg

Sus primeras impresiones fueron buenas, nos contó que le gustan “y cree que no va a tener ningún problema para habituarse a ellas”. Mikel también quiso destacar que la única pega que puso su madre es que son un poco más pesadas que las muletas normales, pero que aun así está “muy contenta”.

Efectivamente, si las cogemos nos dará la sensación de que pesan más que una muleta convencional, porque es cierto, son más pesadas. Pero sólo en la teoría, porque a la hora de utilizarlas no se nota, siempre que caminemos con la postura correcta. Las muletas KMINA están diseñadas para que el peso se reparta con el apoyo del antebrazo y las manos no hagan todo el trabajo.

Es muy importante recordar que durante el período de adaptación tenemos que aprender a caminar dirigiendo con los codos, nunca con las manos.

En los próximos posts os iremos contando nuevas historias para que conozcáis de primera mano cómo está siendo la experiencia. Seguimos caminando juntos.

Entrega_CIMA

Comprar muletas para donar a los que más las necesitan

Habéis sido muchos los que participasteis en la campaña de crodwfunding y decidisteis comprar muletas KMINA para donarlas a las asociaciones con las que colaboramos.

Esta semana hemos finalizado la entrega de todas las donaciones, el lunes estuvimos con Don Joaquín Martínez, presidente de CIMA, la Federación de las Asociaciones de Ciudadanos mayores de la Comunidad Valenciana. Se han donado un total de ochenta muletas KMINA, una para cada una de las sesenta y cinco asociaciones, y otras quince que se van a sortear entre estas. A esto hay que sumar diez donadas a  adELA y veinticinco a ASEM Madrid.

¿Queréis conocer lo que hacen estas asociaciones?

  • CIMA agrupa a las asociaciones de jubilados a través de sus organizaciones, hogares, clubes o centros especializados de la Comunidad Valenciana. Comprar muletas para donar a CIMA significa, entre muchas cosas, ayudarles en su tarea de mejorar el día a día de las personas mayores. Se dedican a ofrecer todo tipo de información social, educativa y sanitaria que necesitan las personas mayores. Desde promover y defender sus derechos, hasta fomentar la práctica de actividades físicas para que lleven una vida sana.

 

  • La Asociación Española de Enfermedades Neuromusculares de Madrid  ayuda a personas que sufren una gran discapacidad y una pérdida de la autonomía personal a causa de estas enfermedades crónicas. Pueden llegar a necesitar comprar muletas porque sufren problemas ortopédicos como rigidez o deformidades articulares, especialmente graves en niños. La mayoría no tienen cura, aunque existen tratamientos que mejoran los síntomas y pueden aumentar la movilidad y la esperanza de vida. Puede ser que no conozcas a nadie cercano que sufra una enfermedad neuromuscular, pero la realidad es que en España hay cerca de 60.000 personas que las sufren y hasta 3 millones que sufren una enfermedad rara.

 

  • AdELA  se dedica a mejorar la calidad de vida de las personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica y otras enfermedades de la motoneurona. ¿Os acordáis del Ice Bucket Challengue? En 2014 este reto viral consiguió que el mundo empezara a hablar sobre la ELA. Una enfermedad bastante desconocida, a pesar de ser la tercera patología neurodegenerativa con mayor incidencia, tras la demencia y el parkinson, y la enfermedad de neurona motora más común en los adultos. Es progresiva, incurable y causa una parálisis total, pasando de tener una vida normal a una de dependencia completa. Gracias a la recaudación del reto se descubrió el gen NEK1 que se asocia al 3 % de los casos de ELA. Un pequeño avance que abre camino hacia el desarrollo de un tratamiento efectivo.

 

Hoy os volvemos a dar las gracias por colaborar y comprar muletas para estas asociaciones que se dedican día a día mejorar la calidad de vida de muchas personas.

Muletas KMINA – ¿Qué tienen de revolucionarias?

Lo mejor del mes de junio no es sólo la llegada del verano…¡es que las muletas KMINA ya están disponibles en la web y en cada uno de los 100 puntos de venta que tenemos por toda España!

Hoy queremos echar la vista atrás y contaros cómo hemos llegado hasta el día de hoy. Porque las muletas KMINA que hoy conoces tienen unas características muy especiales que las convierten en una revolución y, por supuesto, no son fruto del azar. Hemos hecho varios cambios y mejoras tras haber testado cada uno de los ocho prototipos con usuarios de distintas necesidades y situaciones personales para llegar al prototipo actual, todos los prototipos tenían en común el apoyo del antebrazo inclinado y el sistema de amortiguación. Los que probaron las muletas KMINA coincidieron al afirmar que conseguíamos que el dolor de las manos y muñecas se reduciera considerablemente, además de ganar estabilidad y seguridad al caminar.

caracteristicas

 

Una de las sugerencias clave fue la mejora del método de sujeción de los brazos, en un principio la muleta quedaba sujeta con una cinta de velcro, pero en caso de una posible caída no era posible desprenderse de las muletas y apoyar las manos en el suelo para evitar el impacto. Por este motivo, las muletas KMINA finales tienen una cinta de sujeción totalmente flexible, lo que permite liberar el brazo con un movimiento sencillo, y así evitar posibles lesiones ante caídas y facilitar acciones tan cotidianas como abrir una puerta sin quitarte las muletas.

Otra de las mejoras de las muletas KMINA ha sido añadir un acolchado con núcleo de neopreno y capas de nylon y velcro, este detalle hace que el apoyo del antebrazo sea más cómodo. Estos materiales son muy resistentes y soportan todo tipo de temperaturas, además va sujeto con un velcro que permite quitarlo fácilmente y lavarlo o cambiarlo por cualquiera de los colores en lo que está disponible.

Otras características que hacen estas muletas tan especiales son la altura regulable, tanto de la muleta como de la posición de la empuñadura anatómica,  y la contera o “taco” ancha y flexible que ayuda a que el apoyo sea mucho más seguro.

 

Características

Hemos querido cuidar cada detalle para que las muletas KMINA cumplan su función principal, mejorar la calidad de vida de todas las personas que por el uso de muletas convencionales sufren todo tipo de problemas, desde callosidades en las manos,  molestias en los huesos del carpo y el extremo del radio e incluso artrosis de muñeca y fracturas de stress en cúbito y radio. En uno de los próximos posts profundizaremos sobre este tema, para dar a conocer todas las razones por las que KMINA te puede cambiar la vida.

Muletas KMINA – ¡Ya están en la calle gracias a todos!

Ha llegado el día. ¡Las muletas KMINA ya están empezando a llegar a vuestras casas y puntos de venta! Estamos muy contentos y orgullosos porque por fin podemos contaros que, después de mucho trabajo duro, ya hemos empezado a entregar las primeras muletas KMINA, y por supuesto que ya están disponibles para todos vosotros. A partir de hoy, ya podéis pedir vuestras muletas desde nuestra web o encontrarlas en vuestra ortopedia más cercana.

Vamos a ponernos sentimentales y caer en el tópico de decir que “no tenemos palabras para describir todo lo que hemos vivido durante este tiempo”. Pero es la verdad, solo podemos dar las gracias a cada una de las personas que ha confiado en este proyecto y nos ha apoyado durante las diferentes etapas. Queremos agradecer a todos los que han creído en esta idea y han colaborado para lograr que se convierta en una realidad.

Detrás de cada una de las muletas KMINA está el esfuerzo, la pasión y el trabajo que hemos puesto todos los miembros del equipo, pero también el de todos los que habéis invertido en el proyecto y habéis apostado por la innovación. Todos los que habéis participado en el crowdfunding para financiar la producción y donar muletas, los usuarios que os habéis animado a probar los prototipos y compartir vuestra experiencia, todos los que lleváis meses esperando pacientemente recibir las muletas, los que nos seguís en redes sociales y aquellos que acabáis de empezar a hacerlo. Cada uno de vosotros os habéis convertido en el motor de la familia KMINA sin saberlo, así que, una vez más, gracias por hacerlo posible.  Sin vuestro apoyo hoy, las muletas  KMINA seguirían siendo solo una idea, no habríamos mejorado la calidad de vida de nadie y no estaríamos escribiendo este post.  Gracias por caminar con nosotros.