Charo: cómo las muletas le han cambiado la vida - KMINA.
23811
single,single-post,postid-23811,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Charo: cómo las muletas le han cambiado la vida

Nuestra siguiente historia es la de Charo. Tiene 45 años, reside en Madrid y fue operada de la cadera hace algunos años atrás. Después de su operación necesitó dos apoyos para caminar. Con sus dos muletas fue caminando y avanzando poco a poco, día a día, cada vez más. Si sigue con su actitud, disposición y ganas en un futuro podría caminar sin usar ningún tipo de apoyo.

Cuando la conocimos por casualidad en Madrid, disponía de una muleta y se propuso gustosamente para probar las muletas KMINA. Pudo comprobar en su propia piel el efecto de estas y su evolución pasados los 7 días.

Dado que el vídeo no tiene sonido, os dejamos aquí sus palabras después de haber probado las muletas KMINA:

“Durante la semana que he estado con una muleta KMINA, me he encontrado muy cómoda dado que es una muleta muy ligera.”

“El apoyo es bueno porque es más ancho y por lo tanto la seguridad aumenta.”

“Tengo la mano más libre y esto me da más autonomía para poder hacer otras cosas de mi vida diaria, como ir al supermercado o coger el autobús.” 

No Comments

Post a Comment