Movilidad y comodidad total con muletas KMINA - KMINA.
26162
single,single-post,postid-26162,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Movilidad y comodidad total con muletas KMINA

Volvemos para contaros la experiencia de un nuevo usuario de muletas KMINA. Manolo acaba de empezar el proceso de rehabilitación con sus KMINA, tras haber sido operado de la cadera se decantó por nuestras muletas porque no quería que la rehabilitación acabara siendo una pesadilla para sus manos.

Nos hemos puesto en contacto con él y ha querido compartir sus primeras impresiones tras probar sus KMINA. Lo primero que ha explicado es que en un primer momento “se aferraba al bastón con una fuerza excesiva” por miedo a no tener estabilidad y caerse, pero tras un poco de práctica se ha dado cuenta de que caminando con las manos relajadas “va mucho menos tenso y no se le cargan para nada.”

Como siempre os decimos, es muy importante tener en cuenta durante el período de adaptación que tenemos que aprender a caminar erguidos dirigiendo con los codos, nunca con las manos. Tener predisposición y una actitud positiva serán esenciales para adaptarse a caminar con KMINA.

Otra cosa que ha destacado Manolo, es la notable diferencia en comparación con unas muletas tradicionales. Con las KMINA nota que va “mucho más cómodo y que la carga de su propio peso,que antes soportaban las manos, ahora se reparte por todo el brazo”, gracias al sistema de amortiguación del apoyo del antebrazo.

Aunque todavía tiene una etapa de rehabilitación por delante, Manolo afirma que hay una cosa que tiene muy clara, gracias a las muletas KMINA  ahora tiene “movilidad  y comodidad total” para recuperarse.

Al igual que Manolo, hay muchas personas que han sido operadas de la cadera y han decidido utilizar muletas KMINA. Han dejado atrás los días de dolor de manos y han salido ganando en estabilidad y comodidad para vivir su día a día sin que el uso de muletas sea un impedimento.

No Comments

Post a Comment