Más allá del dolor de manos: Lesiones por uso de muletas - KMINA.
25806
single,single-post,postid-25806,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Más allá del dolor de manos: Lesiones por uso de muletas

El dolor de manos es la razón principal por la que existen las muletas KMINA. Pero las lesiones que pueden llegar a causar el uso continuado de las muletas convencionales va mucho más allá, cuando hablamos de dolor de manos englobamos desde dolencias causadas por callosidades,  a molestias en los huesos  e incluso artrosis y fracturas de estrés.

El Doctor Jaime Usabiaga es uno de los socios fundadores de KMINA, con su amplia experiencia en Traumatología y Cirugía Ortopédica ha tratado a numerosos pacientes que han sufrido dolor de manos y numerosas lesiones por andar con muletas convencionales. Los efectos que tienen sobre el miembro superior afecta principalmente a manos, muñecas, hombros y antebrazo.

El dolor de manos se debe a que al caminar con muletas convencionales, la muñeca y la mano sufren una importante carga directa en posición rígida que afecta a la eminencia tenar, que es como se denomina a la base del pulgar. Los huesos del carpo de la mano y el extremo del radio son los que sufren mayores molestias. Con cada paso que damos, los nervios mediano y cubital, que se encuentran en la palma de la mano, sufren una compresión directa en la muñeca, lo que acaba ocasionando dolor en la musculatura tenar. Además, se pueden dar sobrecargas de los tendones y aparecer callosidades en los dedos y en las palmas de las manos, por eso muchos usuarios de muletas utilizan guantes de ciclista como protección para evitar el dolor de manos. Esta sobrecarga que sufren las articulaciones pueden derivar en una artrosis en las manos, el segundo tipo de artrosis más frecuente entre los españoles.

Existen referencias de fracturas en los huesos cubito y radio por el uso prolongado. Las muletas KMINA ayudan a evitar este tipo de fracturas porque con el apoyo del antebrazo la transmisión de carga sobre estos huesos es menor. El bíceps está más relajado y aunque la carga de los hombros es similar a la de las muletas convencionales, el apoyo es menos brusco gracias al sistema de amortiguación.

¿Conocías las consecuencias de utilizar muletas durante mucho tiempo? Ahora ya tienes un motivo más por el que comprar muletas KMINA. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.